Juli Briskman, la mujer que hizo un gesto obsceno contra el presidente Trump y que fue despedida tras el incidente, ha recibido más de 100 mil dólares en donaciones, reporta Mundo Hispánico.


“Gracias a estas generosas donaciones, algunas de las preocupaciones han desaparecido”, dijo la mujer, quien además resaltó que esta ayuda sería muy útil para pagar su hipoteca.

Briskman, de 50 años, quedó captada mientras hacía el gesto por un fotógrafo de la Casa Blanca mientras montaba bicicleta cerca del campo de golf del Presidente en Virginia.

Tras volverse viral en las redes sociales, fue despedida por la empresa Akima LLC, que alegó que tenía miedo de que esta acción dañara las relaciones de que firma mantiene con el Gobierno.

“Pasó a mi lado y me hervía la sangre. Pensé en el DACA y en cómo ha afectado al Obamacare con anuncios pagados. Solo una tercera parte de Puerto Rico tiene red eléctrica. Lo estaba pensando, y entonces me di cuenta de que él estaba en el maldito curso de golf de cada año en Virginia”, dijo Briskman en una entrevista.