El presidente Donald Trump dijo el martes que «todas las opciones están sobre la mesa» en términos de una respuesta estadounidense al lanzamiento de un misil por parte de Corea del Norte sobre Japón.

«Acciones amenazantes y desestabilizadoras sólo aumentan el aislamiento del régimen norcoreano en la región y entre todas las naciones del mundo», dijo Trump. «Todas las opciones están sobre la mesa.»

La declaración de Trump implica que la acción militar sigue siendo una opción para resolver el conflicto del desarrollo de armas nucleares de Corea del Norte que podrían amenazar a Estados Unidos. La administración ha puesto de relieve en las últimas semanas que quiere utilizar la presión económica y diplomática para lograr una solución negociada.

«El presidente Trump y el primer ministro Abe se comprometen a aumentar la presión sobre Corea del Norte y hacer todo lo posible para convencer a la comunidad internacional de hacer lo mismo», dijo la Casa Blanca.


La última prueba de Corea del Norte se produjo semanas después de que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas votara unánimemente para imponer nuevas sanciones duras contra el gobierno en Pyongyang.