El presidente Donald Trump, quien ha sido una figura icónica de la ciudad de Manhattan en Nueva York la mayor parte de su vida adulta, registró un cambio de residencia hace algunas semanas en el sur de la Florida.


Se trata de un cambio domiciliario a Palm Beach, comparte el New York Times. Tanto Trump como la primera dama, presentaron cada uno una «declaración de domicilio» diciendo que el Club Mar-a-Lago, el centro turístico del Sr. Trump en Palm Beach, será su residencia permanente.

Los documentos fueron presentados ante el Tribunal de Circuito del Condado de Palm Beach.

«Si mantengo otro lugar o lugares de residencia en algún otro estado o estados, declaro que mi residencia descrita anteriormente en el Estado de Florida constituyen mi hogar predominante y principal, y tengo la intención de continuar permanentemente como tal», lee el documento que Trump presentó.

«Antes residía en 721 Fifth Avenue», dice el documento, refiriéndose a Trump Tower, que ha sido su residencia principal desde que se mudó al rascacielos en 1983.


Un archivo adjunto enumera sus «otros lugares de residencia» como 1600 Pennsylvania Avenue, la dirección de la Casa Blanca y su club de golf privado en Bedminster, Nueva Jersey, donde pasa los fines de semana de clima cálido y algunas semanas cada verano.

Los funcionarios de la Casa Blanca se negaron a decir por qué el Sr. Trump cambió su residencia principal, pero una persona cercana al presidente dijo que los motivos eran principalmente para fines fiscales siendo Florida un estado donde los residentes no se están sujetos a impuestos estatales.