No es un secreto que Donald Trump tiene una gran rivalidad con el expresidente Barack Obama, desde que asumió el poder ha intentado deshacer o superar todo lo hecho por el anterior mandatario y el golf no se queda atrás.

El presidente Donald Trump podría estar en camino de triplicar el tiempo que el ex presidente Barack Obama paso en el campo de golf en su primer año en el cargo, y jugar más de lo que el ex presidente George W. Bush lo hizo en ocho años.


Trump pasó el sábado en el Trump International Golf Club en West Palm Beach, marcando el día 81 en que el Presidente visitó uno de sus campos de golf, y su cuarto día consecutivo en un club. Una fuente policial dijo que Trump jugó con la leyenda del golf Jack Nicklaus, un partidario del presidente desde hace mucho tiempo.

En comparación, Obama jugó 333 rondas de golf durante sus ocho años en el cargo y en este punto en el primer año de su mandato jugó 26 rondas, según Mark Knoller de CBS News, que mantiene estadísticas detalladas de las presidencias.

Knoller le dijo a CNN que Bush jugó solo 24 rondas de golf como presidente y dejó de jugar golf después del 13 de octubre de 2003, luego de que fue criticado por jugar al golf mientras la nación estaba en guerra. En este punto de su presidencia, Bush se había apuntado al golf siete veces.