720x405-gettyimages-481233084

Por segunda vez en una semana, el presidente electo de Estados Unidos, Donald Trump, huyó del ‘pool’ de prensa, un pequeño grupo de periodistas asignados a cubrir todos sus movimientos, informó CNN en Español.


Su sorpresiva salida, el martes en la noche, produjo aguas críticas entre algunos periodistas.

Alrededor de las 6:15 p.m., la secretaria de prensa de Trump, Hope Hicks, les dijo a los comunicadores que había un “lid” en la noche, un término que se usa para decir que no se esperan más noticias o viajes del presidente hasta el día siguiente.

Trump había estado en la Torre Trump durante varios días y no había sido visto en público.

Sin embargo, más tarde en la noche, Trump llevó a su familia a cenar a un restaurante cercano, al 21 Club. El equipo de periodistas habría estado listo para acompañarlo, pero no fue notificado.


Aunque los mandatarios usualmente piden más privacidad y libertad, y ocasionalmente logran escaparse de la prensa, el ‘pool’ de periodistas es un elemento que no falta en las caravanas del Servicio Secreto.

Ari Fleischer, exsecretario de Prensa durante el gobierno de George W. Bush, escribió en Twitter que el equipo de Trump debió haberle dicho a los medios dónde iba a estar el presidente electo, siguiendo el protocolo habitual.