Donald Trump, informó, de una rebaja masiva de impuestos para la clase media y las empresas, desde entre el 35% y el 38%, hasta situarse entre 15% y el 20%.

El inquilino de la Casa Blanca, suavizará las regulaciones medioambientales, las grandes empresas debido a estas regulaciones, en su opinión, «no pueden hacer nada».

El Presidente de los EE.UU, mencionó sus planes de renegociar los tratados de comercio del país, y fijar aranceles de entrada a las importaciones. «Vamos a imponer un impuesto fronterizo muy grande sobre el producto cuando llegue, lo cual creo que es justo», afirmó.


El presidente aseveró, «si quieres vender algo a China y otros países, es muy, muy difícil”. «Así que no llamo a eso libre comercio. Lo que queremos es comercio justo, comercio justo», indicó.