Luego de un fin de semana bastante tumultuoso, Donald Trump apareció en la campaña electoral el lunes.


En su acto de campaña en Ambridge, Pennsylvania, Trump advirtió que si salen a la luz más videos embarazosos -en referencia al audio de 2005 en el que se le podía escuchar haciendo comentarios groseros sobre las mujeres- tomaría represalias.

«Si quieren publicar más cintas diciendo cosas inapropiadas, vamos a seguir hablando de Bill y Hillary Clinton haciendo cosas inapropiadas – hay tantos de ellos, gente», dijo Trump.

Trump comenzó su mitin en Ambridge -la primera vez que se dirige a sus seguidores en persona desde que se reveló el audio el viernes- con elogios para el mariscal de campo de los Acereros de Pittsburgh Ben Roethlisberger, quien fue acusado de asalto sexual en dos ocasiones.

«Y nos encanta ‘Big Ben’, ‘Big Ben’ es mi amigo», dijo Trump. «Es un tipo fuerte, y un buen tipo, ‘Big Ben'».

Hacia el final de su discurso en Ambridge, Trump añadió que no estaba orgulloso de todo lo que ha hecho en su vida, pero sí de su movimiento político y la forma en que ha tratado a los trabajadores de cuello azul.


Trump -que creció en un Queens, Nueva York, y dijo que comenzó su carrera de negocios con un «pequeño» préstamo de 1 millón de dólares de su padre- incluso se describió a sí mismo como trabajador de cuello azul «en cierta forma».

Trump, quien causó revuelo en el segundo debate presidencial, cuando dijo que si se convierte en presidente encarcelaría a Clinton por la polémica de su servidor de correo privado, reiteró la amenaza durante su segundo evento de campaña del día, en Wilkes-Barre.

«Vamos a conseguir un fiscal especial para resolver esto… nunca he estado tan avergonzado de este país como lo que está pasado con Hillary Clinton. Nunca he visto nada como esto», dijo. «Nunca se ha visto nada igual. Treinta y tres mil mensajes de correo electrónico. Ella los elimina.»

En Wilkes-Barre, Trump habló de su relación con Pence, a quien llamó una «gran persona», diciendo que el gobernador de Indiana contactó con él antes de que emitiera el comunicado sobre el audio de 2005.

«Me llamó, ‘¿te importa si publico un comunicado?’ En absoluto. Así de leal. Una persona estupenda», dijo Trump sobre su compañero de fórmula.