El doctor Francisco Durán, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), quien ofrece las estadísticas diarias de la pandemia en Cuba, ha descartado el problema del coronavirus quede resuelto en el país este año, ante un rebrote de casos que hoy ha vuelto a sus números más elevados.

Pese a las vacunas, Durán no ve la luz al final del túnel, y dice que “el comportamiento de la enfermedad” y su “alta transmisibilidad” hacen difícil controlar la situación.


“…Por depender en gran medida del comportamiento de las personas, y por las características del virus, parece ser que este año, aún con las vacunas, vamos a tener un año bastante duro en el enfrentamiento del Covid-19”, adelanta.

Este martes el MINSAP registró 997 nuevas infecciones, y cuatro fallecidos por el virus.

Según Durán, 18.660 personas están ingresadas bajo vigilancia clínica epidemiológica, 2.833 son sospechosos de haber contraído la enfermedad, y 4.277 son casos activos.

La Habana sigue siendo la localidad del país más afectada por la crisis sanitaria, con 607 enfermos reportados al cierre del lunes.


Este martes la capital estrena un nuevo protocolo, iniciando un tratamiento con nasalferón a casos positivos al virus, y a sus convivientes.

De igual modo pondrán en marcha las visitas diarias de médicos y enfermeras de la familia, a las personas que se aíslen en sus respectivos domicilios.

Estudiantes de último año de la carrera de Medicina, también ejecutarán la nueva medida, junto a los médicos y enfermeras de experiencia, anunciaron las autoridades sanitarias.