Según el economista cubano Pedro Monreal la disminución de exportación de pollo de Estados Unidos a Cuba en el mes de abril origino la marcada escases “del producto observada en mayo de 2022”.


Un 30% menos de envío de pollo desde Estados Unidos a Cuba es el motivo de la acentuada escases en el mes de mayo del producto cárnico en la Isla, según lo demuestran cifras oficiales.

 Después de analizar las estadísticas del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA), publicadas el martes,  el economista cubano Pedro Monreal, dijo que:

“Las exportaciones de carne de pollo de EE.UU. a Cuba registraron caídas notables de aproximadamente 30% en abril de 2022. Reducción de 29,9% en valor y contracción de 32,3% en las toneladas”, lo que según el análisis del economista Monreal “parece explicar la brusca mayor escasez del producto observada en mayo de 2022”.

Aun así aclara Monreal que “a pesar de la contracción experimentada por las exportaciones de carne de pollo de EE.UU. a Cuba, en abril de 2022, los niveles -tanto en valor como en toneladas- se mantienen relativamente altos en comparación con los datos históricos”.

También refiere Monreal que en el mes de abril el valor del kilogramo de pollo que se exporta a la Isla desde Estados Unidos tuvo un aumento moderado de un 0,91 USD en comparación con el mes de marzo (0,87USD), aclarando “un incremento de solamente 4,6% a pesar del creciente precio de los cereales utilizados en la alimentación animal”.


Lo que según explica el economista Monreal, podría ser motivo de que a finales del mes de mayo, más de 8,000 consumidores de la provincia Sancti Spíritus aún no habían recibido el pollo normado correspondiente en lo que va de año, según las cuotas establecidas por el racionamiento del Estado cubano y distribuidas a través de la libreta de abastecimiento.

Publica el medio oficialista Escambray que 465,931 habitantes de la provincia (según censo de 2017), el 1,7% de los espirituanos hace cerca de medio año que no se les abastecen las magras cuotas  de pollo que les corresponden.

“Sin contabilizar la deuda de 2021, las exorbitantes cifras arrojan que en lo que va de año en las bodegas de la provincia han faltado unas 6 toneladas de pollo (unos 6,000 kilogramos), un 5 por ciento del total y por ese concepto han dejado de recibir el producto alrededor de 8,000 consumidores del territorio, con mayor incidencia en la cabecera provincial con un déficit de 2,188 kilogramos”, dijo el medio local.

Se supo que la población de la Isla de la Juventud, del consejo popular Juan Delio Chacón Aldana, hace meses que esperan por el pollo normado que vende el estado, según les explican por la merma del producto.

En un reportaje realizado por el medio local oficialista Victoria, la Empresa Municipal de Comercio señaló que la merma, (margen razonable de pérdidas o diferencias que asume el giro comercial minorista), era la responsable de que el pollo no alcanzara para toda la población del territorio, agregando también que desde el 2021 viene ocurriendo que debido a la mema «se ha convertido en cotidiano que pobladores del consejo popular Chacón no reciban el pollo».