Según los registros recién publicados de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, los cruces de inmigrantes indocumentados en la frontera suroeste de Estados Unidos cayeron en un 40% el mes pasado.


Los datos de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, aseguran que esta disminución del 40% en la inmigración de indocumentados entre enero y febrero, está lejos de las tendencias normales en estos meses.

A pesar de que las cifras indican que los esfuerzos de Trump para restringir la inmigración ilegal ya están funcionando a la hora de disuadir a quienes intentan cruzar la frontera, un exfuncionario de la CBP advierte que pueden estar en juego factores más complejos.

“Podría ser prematuro señalar la retórica como causa de la baja en los números”, comentó Sandweg. Sin embargo, “es cierto que la disuasión es una pieza del rompecabezas y si está la percepción de que las personas serán devueltas, puede existir una disminución en el flujo”, concluyó.

«El problema es más complejo, y lo que odiaría es tener personas creyendo que hay una solución simplista al problema», afirmó Sandweg.