ob-zc644_fordne_oz_20131001114824


Tom Ford ha declarado que no tiene ganas de vestir a la esposa del presidente electo, Melania Trump. Y es que el famoso diseñador dice que su ropa es demasiado cara, como para que la use una primera dama que requiere dar otra imagen a su gente.

Ford es uno de los diseñadores de moda más talentosos e icónicos de Estados Unidos y ya se ha negado a trabajar con Melania en el pasado, según una entrevista que dio a The View y reprodujo el periódico Daily Mail.

El diseñador explicó su razón para dejar pasar la oferta diciendo: “Bueno, ella no es necesariamente mi imagen”. Dijo a Behar que él no vestiría a Melania mientras estuviera en la Casa Blanca, al explicar que la ropa que él diseña es “demasiado cara” para que una primera dama la use, porque tiene que “establecer una conexión con todo el mundo”.

Sin embargo, su diseño no fue “demasiado caro” para la actual primera dama, a quien Ford ha provisto con un vestido de marfil hecho a medida en 2011, para una cena con la familia real en el Palacio de Buckingham. Ford incluso le agregó un par de guantes para redondear el look.

El precio del vestido nunca fue revelado ya que era único, pero los vestidos de Ford tienden a comenzar por los 5,000 dólares.


“Vestí una vez a Michelle cuando iba al Palacio de Buckingham para cenar con la Reina”, explicó Ford cuando se le pidió que comentara algunos de los looks más caros de Michelle.

“Pensé que era apropiado y me sentí honrado”.