Delicada información obtenida por Estados Unidos el mes pasado, arroja que Diosdado Cabello podría haber ordenado la muerte el senador por la Florida Marco Rubio, con quien había tenido varios roces públicamente, informa El Nuevo Herald.

Ante esta amenaza, las autoridades federales tomaron medidas y reforzaron el equipo de seguridad del funcionario tanto en Washington como en Miami.

Durante una audiencia el pasado 19 de julio, Rubio aseguró que Cabello “el Pablo Escobar de Venezuela”, apoyándose de los rumores que señalan sus vínculos con el narcotráfico. Una semana más tarde, el venezolano se refirió al senador como “Narco Rubio”, a través de Twitter.

La amenaza de muerte queda recogida en un memorando al que El Nuevo Herald tuvo acceso.


“El memorando reveló una “orden para asesinar al senador Rubio”, aunque también advirtió que “hasta el momento no se ha obtenido información específica sobre un plan para asesinar al senador Rubio” y que Estados Unidos no había podido verificar la amenaza. El documento también menciona que Cabello ha criticado abiertamente a Rubio en medios de prensa venezolanos, una señal de que las autoridades federales conocen bien las fanfarronadas políticas que complican la situación”, refleja el rotativo.

Asimismo, asegura que Cabello habría llegado tan lejos hasta el punto de contrata “ a mexicanos no identificados” que pudieran hacer el trabajo sucio.