Miguel Díaz-Canel llegó a Nueva York junto a su esposa, Lis Cuesta Peraza, en su primer viaje como «presidente» a Estados Unidos, donde planea denunciar el embargo ante la Asamblea General de Naciones Unidas, informaron medios estatales de la Isla.

«Traemos la voz de Cuba que, ante todo, viene a denunciar la política aberrante del bloqueo, una política que ya fracasó, que seguirá fracasando y que es el bloqueo que más ha durado de la historia de la humanidad», dijo Díaz-Canel a su llegada a Nueva York.

Canel se reunirá con líderes como el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, así como con el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, partidarios estadounidenses de las relaciones con Cuba y miembros de la comunidad cubanoamericana simpatizantes con la dictadura.