Miguel Díaz Canel aseguró en una publicación reciente en su cuenta de twitter que sostuvo comunicaciones son los gobiernos de Kenia y Somalia para saber de los médicos cubanos secuestrados desde abril por grupos terroristas en ese país.


«Sostuve conversaciones con los Presidentes de Kenia y Somalia. Intercambiamos sobre el estado actual de las relaciones bilaterales y sobre las gestiones para el regreso seguro a la Patria de los médicos Assel Herrera y Landy Rodríguez. Nuestro apoyo a sus familias #SomosCuba», publicó Díaz Canel.

Los médicos Landy Rodríguez y Assel Herrera Rodríguez fueron secuestrados el 12 de abril por una organización terrorista mientras estaban de misión en el país africano.

En el mes de mayo medios locales informaron que los secuestradores pedían 1.5 millones de dólares por la liberación de los cubanos, pero el gobierno de Kenia se negó a pagar y se desconoce que Cuba haya reconocido la demanda.


Desde entonces poca información y nula evidencia se tiene del bienestar de los profesionales cubanos, con excepción de ocasionales publicaciones oficiales de la isla que aseguran que «continúan» las gestiones para su regreso, pero en si no se concreta nada y cada noche es incierta para dichos médicos.

El pasado 16 de diciembre, Inés María Chapman, vicepresidenta del Consejo de Ministros de Cuba, aseguró que Herrera y Rodríguez “están bien”, y que “continúan los esfuerzos para su regreso seguro”.

Las declaraciones de Chapman llegaron durante un encuentro de prensa nacional durante la Cumbre de los países de África, Caribe y Pacífico (ACP), que sesionó los días 9 y 10 de diciembre en Nairobi.

“Las autoridades kenianas ratificaron que ambos médicos se encuentran bien y continuarán los esfuerzos para su regreso seguro”, afirmó entonces la funcionaria.

“Nuestro pueblo puede estar seguro que la dirección del Partido y el Gobierno cubano le dedica a este tema una atención permanente, y nuestra prioridad es que regresen sanos y salvos a la Patria”, aseveró Chapman, al tiempo que subrayó que las autoridades cubanas “están permanentemente al tanto de cómo están ambos médicos y en contacto con sus familiares en Cuba”.

Herrera y Rodríguez son solo dos de los miles de galenos explotados como mano de obra de la dictadura castrista.