La finalidad no es intentar ofender, solo «hacer reír a los demás», «Es una celebración de lo absurdo», afirmó Charlie Todd el fundador de estos increíbles eventos.

«No muy a menudo tengo la oportunidad de quitarme los pantalones junto a un grupo de personas y enseñar lo que llevo puesto (…) Estoy entreteniendo a la ciudad de Nueva York, esta es mi forma de arte», señaló una de las participantes Toni Carter.

El suceso, organizado por Improv Everywhere, se llevó a cabo por vez primera en Nueva York en 2002 y posteriormente también han participado Washington, Londres, Praga, Berlín, Varsovia y Milán.