José Soto Costarricense, devolvió a un banco un millón de dólares que apareció en su cuenta. El dinero pertenecía a una empresa concesionaria de vehículos y fue a parar a la cuenta de soto error del banco.


“Tengo un bebé de tres años y para mí será muy gratificante darle los mejores ejemplos y contarle dentro de algunos años, porque aún está muy pequeño, la historia que me pasó”, contó Soto a la televisión local.

“Uno como humano es pecador, me pasó por la mente ir a cancelar las deudas, la hipoteca de la casa, el local que compré, muchas cosas. Esa noche no dormí, pero al día siguiente fui al banco e hice lo que tenía que hacer”, explicó.

“la tranquilidad y la honestidad no tienen precio”, dijo Soto respondiendo a las bromas de amigos y conocidos que le dicen que debió quedarse el dinero.