Un grupo de nueve cubanos fue arrestado en el aeropuerto de Bogotá, Colombia, luego de que les encontraran en su poder varios teléfonos celulares que habían sido reportados como robados.


Los cubanos fueron acusados de receptación de artículos robados por comprar los teléfonos de forma ilícita.

La jueza que lleva el caso dicto sentencia contra dos de ellos que se espera sean deportados a Cuba.

Los nueve cubanos formaban parte de una delegación deportiva que se encontraba en Colombia.