El jueves la Oficina del Sheriff del condado de Polk, dio a conocer que a través de una operación encubierta que duró una semana, fueron arrestadas 13 personas, entre ellos un empleado de Disney, nombrado Kevin Sanders, originario de Winter Garden.

En la operación nombrada “Operación CiberGuardian II”, los detectives se identificaban como niños en Internet «para investigar a quienes se aprovechan de los menores y viajan para reunirse con ellos con fines de actividad sexual ilícita», acción que realizaron durante una semana para poder coger al grupo de adultos atraídos sexualmente por niños, según el comunicado de la oficina del Sheriff.


Ocho de los trece detenidos fueron detenidos cuando se dirigían supuestamente al lugar donde se habían citado haciéndose pasar por niños en internet con los menores y así abusar sexualmente de ellos.

El empleado de Disney nombrado Kevin Sanders, estaba desde varios años atrás siendo investigado por la policía, pero nunca se concretaba la cita pactada con el policía encubierto que se hacía pasar también por niño porque no acudía, por lo que la policía nunca pudo capturarlo hasta ahora.

En el recién operativo, el empleado de Disney mantuvo una conversación de índole sexual con una policía encubierta que hacia el papel de niña de unos 13 años de edad desde finales del mes de agosto del presente año, por fin la policía logró identificarlos y solicitar una orden de arresto.

Sanders es un hombre casado y con dos hijos pequeños, admitió que es adicto a mantener relaciones sexuales con niñas con las que se comunica y  que durante años había mantenido relaciones sexuales con menores.

Según la investigación, Sanders dijo a los detectives que era  especialista en soporte informático itinerante en Disney, anteriormente era miembro del programa YES (Youth Education Series) de Disney, que ofrecen oportunidades educativas acreditadas para estudiantes de 5 a 18 años.


.»Continuaremos realizando operaciones proactivas como ésta para buscar a estos malvados depredadores antes de que lleguen a nuestros niños. Gracias al duro trabajo de nuestros detectives y de los detectives de nuestras agencias asociadas, estos 13 depredadores han sido arrestados. Vamos a hacerlos responsabilidades penales por sus intentos de abusar sexualmente, seducir y corromper a nuestros niños», dijo en un comunicado el Sheriff Grady Judd.

De igual manera el Sheriff aconseja a los padres que «se involucren en los asuntos de sus hijos cuando se trate del uso de dispositivos electrónicos con acceso a juegos en línea, aplicaciones móviles, mensajes de texto o Internet».

La policía anima a los padres a que revisen los dispositivos de sus hijos con regularidad y se aseguren de que los controles parentales están activados, a fin de mantener a posibles depredadores sexuales lejos de sus hijos.