El médico forense del condado de Palm Beach determinó que la muerte del joven adolescente de 14 años que fue encontrado sin vida a un lado de una carretera el pasado martes, no fue accidental y en su lugar se trata de un homicidio.


El cuerpo de Ryan Rogers fue encontrado sin vida junto a su bicicleta a un lado de Central Boulevard en Palm Beach Gardens cerca del paso elevado de la I-95 el martes en horas de la tarde. La madre dijo a las autoridades que el niño había salido de casa a pasear en bicicleta el lunes pero que nunca regresó.

Lo que se pensó inicialmente que podía estar relacionado con un accidente en bicicleta, el médico forense ahora lo ha considerado un homicidio y las autoridades continúan investigando cómo el niño perdió la vida.

Aunque el reporte indica que fue un homicidio las autoridades no han revelado los detalles, o la causa específica de la muerte.

El día que lo encontraron su madre, Cindy Rogers, escribió en su perfil de Facebook: “perdió control de su bicicleta, y la bicicleta se volteó. Aunque aún esperamos los detalles del médico forense, sus heridas parecieron ser lo suficientemente severas como para quitarle la vida”.

El joven era estudiante de William T Dwyer Community High School y quienes lo conocieron señalaron que era un alma hermosa con puro amor en su corazón, y las canchas de fútbol eran como su segundo hogar.


Un memorial improvisado de flores y velas se exhibió en la comunidad de Alton, donde vivía Ryan; y amigos de la familia crearon una cuenta en Gofundme que en cuestión de poco tiempo colectó casi el doble de lo solicitado.

Si alguien tiene alguna información relacionada con el caso puede comunicarse con el Departamento de Policía de Palm Beach Gardens llamando al 561-799-4445.