La sargento Dubraska Guevara, de la Policía de las Escuelas Públicas de Miami-Dade, ha sido destituida de su cargo con efecto inmediato.

Así lo determinó la junta escolar el miércoles durante una reunión en la cual Guevara pudo participar y argumentar su caso. A pesar de los ruegos de la sargento, la decisión final fue que esta abandonara su cargo.


La destitución de Guevara llegó luego de una investigación por un violento incidente en un restaurante el pasado mes de abril, cuando Guevara terminó siendo esposada luego de enfrentarse a un policía del Doral.

«Esta noche que pasó fuera de servicio, siento que el despido es muy duro», dijo el sargento de policía de las escuelas de Miami-Dade. Dubraska Guevara el miércoles.

Guevara hizo un último pedido pidiendo a los miembros de la junta del distrito que le permitieran mantener su trabajo.

“No estoy aquí para pedir perdón, sé que merezco algún tipo de disciplina. Después de todo, me coloqué en esa posición. Solo estoy aquí para pedirle que lo reconsidere. Este es mi trabajo y me encanta mi trabajo, y lo hago con pasión ”.


Al final, la junta votó a favor de suspender a Guevara sin paga… y comenzar el proceso de despido.

El incidente en el mes de abril tuvo lugar en el restaurante Heaven Mykonos en el Doral donde la policía recibió una llamada por disturbios.

Cuando llegaron, hablaron con un empleado que dijo que Guevara y una amiga parecían estar muy borrachas. Se les había pedido en múltiples ocasiones que se marcharan.

Cuando la policía llegó, se les pidió que abandonaran el lugar. Las mujeres pagaron la cuenta y les quitaron las armas, pero cuando salieron, las cosas se intensificaron.

En un video se ve a Guevara resistiéndose a un oficial, y luego aparece esposada.

La otra oficial que salió con Guevara esa noche no enfrenta el despido ya que su participación en el incidente fue mínima. Sin embargo, fue disciplinada administrativamente.