Alrededor de nueve personas están involucradas en una investigación del FBI por organizar en Hialeah la venta y dsitrubución de drogas sintéticas como metanfetamina y N-etilpentilona, reporta El Nuevo Herald.

Didier Castro, arrestado en abril por ser el cabecilla del grupo, compareció ante la corte y se declaró inocente, por lo que ahora espera que se le realice un juicio probablemente en junio.

“La evidencia mostró que no hay condición o combinación de condiciones que aseguren que el acusado estará en el tribunal como requerido si es liberado”, escribió el juez Jonathan Goodman en su orden.

El acusado recibió una cantidad considerable de N-etilpentilona para su distrubición, lo que se considera un delito puesto que ésta es una sustancia controlada.


“Didier Castro adquirió un monto suficiente para la distribución de la sustancia controlada, N-etilpentilona. Castro partió en un vehículo todoterreno y fue seguido por agentes del orden. Aproximadamente a las 10 p.m., los agentes detuvieron el vehículo”, agregó el juez.