Un caimán de color naranja que ha sido visto en varias ocasiones en una laguna de Carolina del Sur tiene a los expertos preguntándose el origen de este reptil.

Según recoge Telemundo, ha sido tanta la expectativa generada, que este caimán ya es conocido como Trumpagator, por su pigmentación en la piel, muy parecida a la del cabello del presidente Trump.

El reptil habita en Tanner Plantation, en Hanahan, una localidad situada el norte de North Charleston, y según Jay Butfiloski, coordinador del Programa para los Aligátores del Departamento de Recursos Naturales de Carolina del Sur, su particular color se debe a las condiciones inadecuadas en las que se ha desarrollado.

“Lo que lo descoloró podría haber sido el óxido de hierro», valora el especialista, al tiempo que aprovecha para descartar que se trate de una especie nueva, sino de un caso puntual de un individuo con «una anomalía genética».


Por su parte, Peter Critchlow, gerente del parque de Alligator Sanctuary, en Michigan, puntualizó que «durante tres o cuatro meses al año, los caimanes entran en un estado de hibernación, periodo durante el cual tienden a cavar mucho en el barro, cubriéndose de este y permaneciendo en él.”

«El color naranja podría deberse al óxido de hierro presente en la arcilla o el barro. Dicho de otra manera: el caimán podría haberse sumergido en el barro oxidado”, expresó.