Gasolina y policía de Miami-Dade. Foto: Cuba en Miami

Agentes de la policía de Miami-Dade desarticularon una banda que se dedicaba al robo de combustible con tarjetas de crédito robadas.


La policía pasó meses llevando a cabo su investigación que terminó con el arresto de 6 personas y de ellos 3 ya fueron presentados en corte.

Leonardo Alonso, un cubano de 34 años y residente en Hialeah, fue uno de los acusados de pertenecer a la banda que se dedicaba a robar tarjetas de crédito, utilizar esa información y crear nuevas tarjetas falsas para comprar combustible.

Junto con Alonso también estuvieron en corte Juan Díaz García e Isnaldo Garcia, la banda estaba integrada además, según la policía, por Deyvis Hernandez, Arturo Olivera y a Adres Pedraya.

El combustible era transportado en camionetas modificadas para transportar varios galones de manera ilegal y venderlo aprovechando los altos costos.