Daniel Bong, un cubano de 23 años, lleva cinco días desaparecidos tras haber viajado a los Cayos de la Florida por motivos de trabajo, informa Cibercuba.

El joven partió el martes y “al día siguiente nadie supo más de él, ni sus amigos, ni su madre, ni su familia”, escribió en Facebook Sheilla González, su expareja y madre de su hijo.

Según González, la familia acudió a la policía para buscar ayuda, pero no fue posible obtenerla porque alegaron que Bong se fue bajo su propia determinación.


“Todos estamos desesperados creemos que le sucedió algo porque siempre se comunica para saber de nuestro hijo, pase lo que pase”, resaltó.

González agregó que su expareja no padece de ninuna enfermedad mental ni discapacidad y que tiene una mancha lunar en toda la mitad de la cara.