La policía de Miami Beach ahora puede realizar varias detenciones en cuestión de días gracias a los lectores de matrículas o lectores de chapas.


Miami Beach es sin duda una ciudad popular. Con tanto tráfico y tantos visitantes, la policía encuentra maneras creativas de mantener a todos a salvo.

«Podemos interceptar rápida y fácilmente a ciertas personas que probablemente no estén en nada bueno en nuestra ciudad», dijo el jefe de policía de Miami Beach, Dan Oates.

Una forma de hacerlo es con los lectores de matrículas, algunos fijos, otros móviles, según Oates.

Durante el fin de semana, los sistemas de escaneo de chapas llevaron a la policía de Miami Beach a buscar un Nissan Armada que viajara a través del MacArthur Causeway.


La policía dijo que el vehículo había sido marcado y vinculado a múltiples tiroteos en la ciudad de Miami.

La policía arrestó a dos hombres adentro y encontró armas de gran calibre antes de llamar a los detectives de la policía de Miami.

«Es un automóvil buscado en relación con dos tiroteos con dos rifles que entraron en nuestra ciudad y fueron interceptados por nosotros», dijo Oates. «No hay una necesidad sensata para tener un rifle si vienes a disfrutar de un buen momento en Miami Beach».

La policía también interceptó un vehículo robado.

Desde enero, el departamento ha realizado 49 arrestos por delitos mayores utilizando lectores de matrículas, 79 delitos menores y ha emitido cerca de 1,500 multas por tráfico criminal y cerca de 3,000 citaciones de tráfico.

Los lectores de placas son controversiales, pero el jefe de policía dijo que ha marcado una gran diferencia en la lucha contra el crimen.

«No compartimos esa información con las compañías de seguros. No le vendemos esa información a nadie», dijo Oates. «La única razón por la que recopilamos esos datos es solo con fines policiales, y lo retenemos solo por un año y luego lo desechamos».