El Departamento de Penitenciarías de la Florida (FDC) ordenó mantener a todos los presos en sus dormitorios hasta nuevo aviso por amenazas sin especificar sobre posibles revueltas en los centros.

La medida no tiene precedentes y viene un día después que la agencia anunció que había cancelado todas las visitas de fin de semana en sus 50 principales instalaciones, así como en anexos, campamentos de labor y centros de reentrada.

“Todo lo que estamos haciendo se enfoca en la seguridad de las instalaciones, del personal y de los propios presos’’, dijo Michelle Glady, portavoz de la FDC.

Desde hace semanas en las redes sociales están anunciando una marcha llamada “Millones por los Derechos Humanos de los Reclusos” a celebrarse el sábado próximo en Washington, D.C., pero no se sabe con certeza quién encabeza la manifestación de protesta.


La División de Inteligencia del FDC recibió información de que los motines podrían estar organizándose para que coincidan con la marcha reportó El Nuevo Herald.