Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), señaló de “autogolpe de estado” la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela de sustituir en sus funciones al Parlamento, controlado ahora por la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro, informa EFE.


“Aquello que hemos advertido lamentablemente se ha concretado”, dijo el secretario general en un comunicado.

Por su parte, el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) de Venezuela dasumirá las competencias del Parlamento debido a la persistencia del “desacato”, un estatus que el Poder Judicial impuso a la Cámara por el incumplimiento de variadas sentencias.

“Las dos sentencias del TSJ de despojar de las inmunidades parlamentarias a los diputados de la Asamblea Nacional y de asumir el Poder Legislativo en forma completamente inconstitucional son los últimos golpes con que el régimen subvierte el orden constitucional del país y termina con la democracia”, agregó Almagro.