Delta Air Lines en Miami. Foto: Captura de pantalla

Una importante aerolínea ahora planea rastrear a los pasajeros que viajan hacia de los Estados Unidos.

El último programa de rastreo de contactos de Delta Airlines, anunciado el jueves, es el primero en la industria de las aerolíneas para los viajeros que regresan a EE. UU.


A partir del 15 de diciembre, Delta les pedirá a los clientes que viajen a los EE. UU. desde una ubicación internacional que proporcionen voluntariamente información para «rastrear contactos y realizar esfuerzos de seguimiento de la salud pública».

Esto significa que si alguien en un vuelo es diagnosticado con COVID-19, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades pueden ponerse en contacto con los pasajeros.

«Esto le dará a los CDC acceso a los datos en momentos importantes, disminuyendo drásticamente el tiempo que lleva notificar a los clientes afectados a través de los departamentos de salud locales», leía el comunicado de la aerolínea.

Delta también mantiene la seguridad como una prioridad al bloquear el asiento del medio en los vuelos hasta marzo de 2021.