En los últimos dos años las políticas migratorias se han endurecido bastante sobretodo para personas que han cometido delitos.

Inmigrantes con residencia permanente (Green Card) pueden perder el estatus legal si cometen delitos graves y un juez lo ordena.

Problemas con drogas, robos con violencia y fraude son algunos de los delitos mas comunes que pueden llevar a un residente a perder todos sus derechos migratorios y ser deportado a su país de origen.

La ley establece que los residente permanentes legales pueden ser deportados si cometen un crimen que involucre bajeza moral en un plazo de cinco a diez años luego de obtener su Green Card o si cometen delitos múltiples que involucran bajeza moral en cualquier momento.


Algunos delitos por los que podrías perder la residencia

1. Escapar a alta velocidad de un puesto de control de inmigración

2. Sabotaje

3. Sedición

4. Violar la Ley del Servicio Selectivo Militar

5. Violencia doméstica

6. Acoso

7. Violación de órdenes de restricción

8. Fraude en documentos

9. Fraude para obtener la ciudadanía

10. Terrorismo

11. Reclutamiento o uso de niños soldados

12. Crímenes contra niños

13. Votación ilegal