El mundo ha visto hoy con tristeza como uno de los símbolos de la cultura europea, la Catedral de Notre Dame en París se incendiaba en un gran incendio que aún no ha sido controlado del todo.


Mientras llegaban las primeras imágenes desde París el presidente Trump dijo estar triste por las imágenes y recomendó utilizar aviones con agua de manera rápida para apagar el fuego.

Las palabras de Trump crearon un gran revuelo en redes sociales por la sugerencia de lanzar agua desde un avión en una estructura de casi 800 años. La Defensa Civil Francesa contestó a Trump y a su sugerencia.

«Cientos de bomberos del Cuerpo de Bomberos de París están haciendo todo lo posible para controlar el terrible incendio de #NotreDame. Se están utilizando todos los medios, excepto los aviones que bombardean agua que, si se usan, podrían provocar el colapso de toda la estructura de la catedral.» dijo el Tweet.

El fuego hizo colapsar el techo de la catedral pero las autoridades confían en que se puedan salvar las torres.