Un joven de Florida que atacó a una pareja al azar en 2016 ha sido declarado clínicamente demente, según un informe de un psiquiatra de la fiscalía.


ABC informa que el Dr. Gregory C. Landrum descubrió que Austin Harrouff, de 23 años, sufrió un «episodio psicótico agudo» cuando atacó y mató a dos personas e hirió a su vecino.

El asesinato sucedió el 5 de agosto de 2016, cuando Harrouff, un ex estudiante de la Universidad Estatal de Florida, presuntamente mató a John Stevens III, de 59 años, y Michelle Mishcon, de 53, mientras estaban sentados en el garaje de su casa en el condado de Marin.

El vecino Jeffrey Fisher intentó intervenir, pero Harrouff supuestamente lo atacó y lo hirió. Cuando las autoridades llegaron a la escena, el sospechoso estaba masticando la cara de John Stevens III y supuestamente le dijo a los detectives que «comía humanos».

Las autoridades encontraron el cuerpo destrozado y fallecido de Michelle Mishcon cerca.


Inicialmente, los detectives pensaron que Harrouff estaba bajo la influencia de drogas cuando ocurrió el ataque, pero un informe de toxicología mostró que no tenía drogas en su sistema. Más tarde, su abogado dijo que Harrouff sufre trastornos mentales graves, pero en ese momento no estaba claro cuáles eran exactamente los trastornos.

Landrum dijo que Harrouf tiene esquizofrenia, por la cual ha estado recibiendo tratamiento mientras estaba en la cárcel.

«Es razonable concluir que el Sr. Harrouff estaba experimentando un estado mental descompensado asociado con un estado de ánimo emergente y / o trastorno del pensamiento que resulta en un episodio psiquiátrico agudo», escribió Landrum.

En caso de que Harrouf sea declarado no culpable por razón de locura, es probable que lo lleven a un hospital psiquiátrico en lugar de a la prisión. Sin embargo, probablemente permanecerá allí de por vida.

«La enfermedad mental es muy real y puede conducir a resultados involuntarios, pero trágicos», dijo la abogada defensora Nellie L. King después de enterarse de los hallazgos de Landrum.

Según TC Palm, los fiscales pidieron una segunda opinión médica. El juez de circuito del condado de Martin, Sherwood Bauer, estuvo de acuerdo y canceló el juicio por ahora, que estaba programado para el 18 de mayo.