95311232_62142c2dfb_o

En la reunión anual del Comité del Organismo de la ONU quedaron declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la Unesco La rumba cubana, el merengue de República Dominicana y las Fallas de Valencia,


La rumba de Cuba es un «símbolo de la sociedad cubana marginada de antaño, la práctica cultural de la rumba surgió en barriadas urbanas pobres, poblados de chabolas y zonas rurales, y se fue extendiendo desde el oeste hacia el este del país».

«Las músicas, cantos, movimientos y gestos de la rumba expresan un espíritu de resistencia y autoestima, evocando al mismo tiempo una gracia, una sensualidad y una alegría propicias al acercamiento entre las personas». Destacó el comité.

Sobre la música y el baile del merengue en República Dominicana expresó «se considera parte integrante de la identidad nacional de la comunidad dominicana».


«Este elemento del patrimonio cultural inmaterial se transmite esencialmente mediante la participación y su práctica atrae a personas de clases sociales muy diferentes, contribuyendo así a fomentar el respeto y la convivencia entre las comunidades».

En cuanto a las fiestas de las Fallas de Valencia, España, , el Comité de la Unesco señaló que «transmitida en el seno de las familias, la práctica de esta festividad cultural refuerza la cohesión social y propicia la creatividad colectiva de las comunidades».

«Para simbolizar la purificación y renovación primaverales de la actividad social de las comunidades, las fallas se erigen en las plazas de la ciudad entre el 14 y el 19 de marzo y se les prende fuego este último día, que marca el fin de las festividades», explicó.