Estados Unidos y la represión en Cuba

Estados Unidos y otros 20 países aliados del mundo, realizaron una declaración conjunta en contra del régimen encabezado por Miguel Díaz-Canel, en la que condenan arrestos y detenciones masivas de manifestantes en Cuba a partir de las protestas pacíficas de cubanos en reclamos de libertad.

En la declaración conjunta participaron los Ministros de Relaciones Exteriores de: Austria, Brasil, Colombia, Croacia, Chipre, República Checa, Ecuador, Estonia, Guatemala, Grecia, Honduras, Israel, Letonia, Lituania, Kosovo, Montenegro, Macedonia del Norte, Polonia, República de Corea y Ucrania y el Secretario de Estado de Estados Unidos.


Los aliados instan «al gobierno cubano a que escuche las voces y demandas del pueblo cubano”, también abogan por la libertad de prensa, liberar a los detenidos por ejercer su derecho a protestar pacíficamente y al total acceso a Internet sin restricciones, a su total restauración.

En la declaración conjunta también plantean que “La comunidad internacional no vacilará en su apoyo al pueblo cubano y a todos aquellos que defienden las libertades básicas que todas las personas merecen”.

El Secretario de Estado EEUU, Antony Blinken, ratificó la declaración en redes sociales (Twitter) y expreso: «Estados Unidos apoya a las democracias de todo el mundo, que están hablando con una sola voz para condenar los arrestos y detenciones masivas de manifestantes en Cuba. Nos unimos a nuestros socios para pedir al gobierno cubano que respete los derechos humanos y las libertades fundamentales de todos los cubanos».

Una gran cantidad de cubanos expresaron su desacuerdo con el «deterioro de las condiciones de vida» y para «exigir cambios”, recalcó la declaración. “Ejercieron las libertades universales de expresión y reunión, derechos consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos, la Convención Americana sobre Derechos Humanos, la Carta Democrática Interamericana y la Convención Europea de Derechos Humanos”, precisa el texto.