Con una escasez de viviendas asequibles en Miami, dejar la sección 8 de viviendas subvencionadas no es algo que las decenas de residentes de las torres cívicas en el barrio de Allapattah de Miami están listos para hacer.


Algunos dijeron que pagaron el alquiler el 1 de septiembre, evacuaron durante el huracán Irma, pero cuando regresaron no pudieron entrar a sus hogares.

Los residentes dijeron que Redwood Housing Partners, los propietarios de los dos edificios que la ciudad ha considerado inseguros, no han hecho nada para ayudarlos. Temen que si van a refugios, terminarán viviendo en las calles.

Con ningún lugar a donde ir, los residentes de la vivienda pública han estado durmiendo en el estacionamiento de la propiedad. Entre los residentes que sufren están un paciente con cáncer, madres solteras, varios niños y mascotas.

Nueve días calurosos han pasado y algunas familias todavía duermen en sus coches. Algunos de ellos están buscando refugio bajo tiendas de campaña y sombrillas.


El Lion’s Club donó artículos para ayudarles a estar un poco más cómodos y los representantes han hablado con funcionarios para tratar de obtener ayuda.

La ciudad de Miami debate el asunto con el Departamento Federal de Vivienda y Desarrollo Urbano, pero desde el miércoles por la mañana todavía no tienen una solución.

(Con información de Local 10 News)