Un artículo de investigación publicado en la revista brasileña Veja asegura que la DEA se encuentra investigando la conexión de Cuba con el tráfico de drogas en Bolivia y Evo Morales.

Según la revista «Cuba es un centro importante para el envío de cocaína boliviana a los cárteles mexicanos y los Estados Unidos».

Asimismo, señalan que la designación del actual cónsul de Bolivia en Cuba del exministro de la Presidencia, Juan Ramón Quintana, no sería casualidad sino “un mero movimiento político”.

Las autoridades estadounidenses comenzaron a mirar la conexión con Cuba desde que Quintana, fue designado a Cuba. El padre de Quintana es el colombiano Célimo Andrade, principal hombre del Cártel de Cali, preso en 1992 en Santa Cruz, y la madre, Carmen Lima Lobo, quien llegó a ser candidata a vicegobernadora del Beni —según Veja— por obra del exministro Juan Ramón Quintana y porque pertenecía al círculo próximo al vicepresidente Álvaro García Linera.


“El envío de Quintana para comandar la embajada en La Habana no es tratado como un mero movimiento político. La DEA tiene información de que Cuba es un centro importante para el envío de cocaína a los cárteles mexicanos y los Estados Unidos”, dice la publicación.

En 2015, cuando desertó y huyó a Estados Unidos, Leamsy Salazar —que fue guardaespaldas de Hugo Chávez y del poderoso Diosdado Cabello— relató a los agentes federales las decenas de operaciones de envío de cocaína de Venezuela a Cuba.