Si bien los archivos más importantes relacionados con el asesinato de John F. Kennedy no se conocerán hasta dentro de seis meses, algunos de los ya revelados albergan datos curiosos sobre conspiraciones en los momentos más tensos de la Guerra Fría.

Según publica Infobae, un equipo de periodistas de The Washington Post reveló información inaudita sobre este acontecimiento.

Una de ellas es que la cabeza de Fidel Castro estaba valorada en 100,000 dólares, después de que varios exiliados hubieran discutido otras sumas demasiado altas, según alchivos del FBI.

Estos archivos también arrojaron que Castro no tenía nada que ver con el asesinato de Kennedy puesto que este hecho, de ser real y descubierto, le hubiera dado la posibilidad a Estados Unidos de intervenir en la isla.


Otro dato curioso es que un memo interno del FBI aseguraba tener pruebas de que el presidente Johnson fue miembro del KKK a inicios de su carrera política.

Asimismo, se evidencia cómo el FBI espió las reuniones del Partido Comunista en Dallas, que se realizaban en un auto puesto que solo había cinco o seis miembros.

Algo más curioso aún es que el FBI intentó disuadir a varios grupos anticastristas en Miami, el de Orlando Bosh¿ch entre ellos, para que detuvieran los planes de invasiones armadas a la isla.