Una niña de 11 años que pasó casi una semana en un hospital del sur de Florida después de dar positivo por COVID-19 finalmente fue dada de alta el sábado por la noche del Nicklaus Children’s Hospital en el suroeste de Miami-Dade.

Luego de una tensa semana para para familia de Sophia Villarraga, la niña expresó alivio al salir por las puertas del hospital en donde estuvo desde el pasado lunes.


«Me siento bien», dijo a las cámaras de 7News afuera del hospital.

Su madre, Pilar Villarraga, habló con 7News sobre la hospitalización de su hija a principios de este fin de semana.

«Ha sido muy, ha sido una larga espera», dijo.

“Los lunes, martes y miércoles fueron los peores días de mi vida”, dijo su padre.


Pilar dijo que su hija, una niña activa y saludable de 11 años, contrajo el virus la semana pasada, aproximadamente una semana antes de cumplir 12 años.

Al principio, dijo Pilar, los síntomas de Sophia eran leves, pero la inflamación por una tos constante empeoró y la llevaron a la sala de emergencias.

“Desde Urgencias, todo empeoró. Ella empezó a toser. Como, desde el lunes por la mañana hasta el lunes por la noche, estaba tosiendo. Comenzó a toser sangre, le dio neumonía ”, dijo,“ y luego todos sus análisis de sangre resultaron realmente locos, por lo que dijeron que necesitaba comenzar el tratamiento de inmediato”.

Los padres dijeron al citado medio que ellos ya habían recibido la vacuna, y que estaban haciendo planes para ponersela a la niña cuando cumpliera 12 años. Todos usaban mascarillas, pero aun así la enfermedad los golpeó.

Afortunadamente ya lo peor quedó atrás. “Sus análisis de sangre estaban bien ahora, así que solo necesita recuperarse, poco a poco, y quedarse en casa hasta que todo vuelva a la normalidad”, dijo.

Decidieron dar declaraciones a la prensa local para alertar a otros padres sobre la peligrosidad del virus.

“Esté muy al tanto de cualquier cosa que vea diferente, si da positivo en la prueba, porque este virus es muy complejo”, dijo la madre.

En cuanto a Sophia, dijo que está agradecida de estar sana. Ella también envió un mensaje al público sobre su experiencia.

“Vacúnate, porque fue una experiencia muy aterradora. No quiero que otras personas se enfermen ”, dijo la niña que continuará la recuperación en casa.