Foto de archivo (pixabay)

Virgilio Mantilla Arango, expreso político en Cuba, denunció como en las cárceles cubanas los funcionarios dan autoridad a algunos presos para reprimir y controlar al resto de los reclusos.

Mantilla Arango dijo que, «para quitarse la responsabilidad», los oficiales penitenciarios «le han dado una especie de autoridad» a los reos que él llama «paramilitar», ya que «son más guardias que los mismos guardias», afirmó.


En su conversación con Felipe Rojas de Radio Martí, Arango quien es líder del grupo opositor Unidad Camagüeyana, relató sus experiencias mientras estaba interno en la conocida prisión Kilo 9.

Relata Arango que los presos son quienes los organizar en formación, porque los guardias ya no quieren hacer su trabajo. Además cuenta que son escogidos y tienen que cumplir ciertas características: grandes, fuertes, de carácter violento y estar cumpliendo años por lesiones o muertos.

«Están autorizados a dar golpes, a partir cabezas, y no pasa nada», aseguró el expreso político.

«Los guardias no quieren trabajar por la pésima vida que llevan ahí, por la corrupción», añadió Arango quien además confirma que estos presos son compensados con un pago de 200.00 pesos.


Arango hace responsable de esta situación a la Dirección Nacional de Establecimientos Penitenciarios.

«Todos los problemas que se dan en la prisión, de agresiones, de puñaladas, de muerte, son propiciados por la misma dirección de prisiones. Ningún preso tiene que tener autoridad sobre otro preso», concluyó Mantilla Arango.