El hombre de 37 años que la pasada semana perdió una pierna tras ser atropellado en una intersección de la Pequeña Habana dio declaraciones desde el hospital donde se recupera tras varias operaciones.

Mickey Barroso se siente afortunado de estar con vida pero como dijo a WSVN el dolor es insoportable.


“Lo que recuerdo fue cuando me desperté [y los cuidadores estaban] sacando los tubos, y sentí que estaba en un sueño”, dijo mediante una video-llamada en FaceTime.

Barroso dijo que luego miró sus extremidades inferiores.

«Acabo de ver mi pierna chorreando sangre, y yo gritando, como señalándola y luego [empecé] a gritar a todo pulmón», dijo.

Barroso dijo que ha sentido dolor desde el accidente del miércoles por la noche.


«Es un dolor insoportable. Me amputaron la pierna derecha», dijo quien ya se ha sometido a varias operaciones.

«No es una broma, un dolor insoportable. Ni siquiera sé lo que estoy sintiendo, pero en realidad me siento agradecido, demasiado agradecido, infinitamente, universalmente «, dijo,» porque estoy vivo y sé que podría haber muerto «.

Barroso no recuerda los momentos antes del accidente, solo comprende que su vida cambió en cuestión de segundos.

Las autoridades por su parte buscan dar con el paradero del responsable, el conductor de un Maserati Levante blanco con daños en la parte delantera y el parabrisas que huyó de la escena.

El accidente se reportó en la intersección de la 7 calle del suroeste y la 8 avenida cuando Barroso caminaba rumbo a casa.

Si tiene alguna información sobre lo sucedido puede llamar a la Policía de la Ciudad de Miami o a Crime Stoppers de Miami-Dade al 305-471-TIPS.