Aleanis Jáuregui, más conocida dentro del gremio humorístico cubano como Cuqui La Mora, responde a una cubana que constantemente la recrimina en las redes sociales.

En Instagram la artista humorística comparte dos mensajes de la cubana que la insulta, que reside en Cuba y la tilda de mediocre y de venderse para poder vivir en Estados Unidos.


«Esta señora tan ignorante que no representa todo el pueblo cubano, por suerte, que da lástima, insiste en atacarme constantemente y me pregunto: ¿Pensarán igual sus familiares que vienen en libertad y le ponen megas para que los gaste en eso? Definitivamente la ignorancia mata a los pueblos», dijo al respecto en su Instagram la artista.

Cuqui, ha manifestado en sus redes sociales su posición en contra del régimen castrista, fue una de las que alzó su voz condenando la represión hacia los manifestantes que de forma pacífica salieron a las calles el 11J, reclamando libertad  de un extremo a otro en la Isla.

«Usted, señora, me da pena y mucha risa de solo imaginarla escribiendo esto, toda indignada, dando el paso al frente como toda una revolucionaria muerta de hambre», dijo Cuqui a la cubana que constantemente la insulta en redes sociales.

Ileana Velázquez Segismundo, es la acosadora en Instagram de Cuqui, quien le ha llegado a decir que no vaya más a Cuba:

“Cuba no necesita..S..O..S la que necesita S.O.S eres tú..siempre fuiste una mediocre y claro te vendes para poder vivir, eres un fantasma y aquí no pongas más los pies….”, “No sé por qué te llenas la boca de hablar del país que te formo como persona claro tienes que hablar para que te paguen eres una vergüenza para los cubanos”


Con Cuqui se solidarizaron sus colegas:

«Ya yo le dejé su mensajito en su perfil», le dijo Andy Vázquez.

«Para tener tiempo desde Cuba y escribirte eso, de seguro a ella sí le pagan para atacar. A palabras necias, oídos sordos», dijo Judith González (“Magdalena La Pelúa”).

Aleanis Jáuregui, sostiene que por su parte seguirá visibilizando los mensajes de odio que recibe desde Cuba:

«A esta gente hay que verla, para que luego si se la tropiezan aquí en la Calle 8, sepan quién es. A mí eso no me afecta, al contrario, me da más fuerzas»