Cientos de cubanos se han agrupado frente a la sede de las Naciones Unidas en Trinidad y Tobago para pedir una solución a su estatus en el país.

Cámaras de Telemundo51 se acercaron a ver de cerca las condiciones en que viven y recoger testimonios.

Alguno de los cubanos emigraron a la isla hace 3 años, otros llevan menos tiempo, pero están todos en la misma critica situación: sin permiso de trabajo o residencia.

Testigos cuentan ante las cámaras como son explotados por no tener autorización de trabajo, y a su vez multados por las autoridades hacer trabajos por la izquierda. De fallar en los pagos de las multas son puestos en prisión.


Ayilín Martínez es una de las tantas cubanas varadas en Trinidad y Tobago que ha pedido ayuda y se la “han negado, porque según ellos no califico dentro de las personas más vulnerables”.

Para algunos como Jackelín Veras Morfa, una cubana varada en Trinidad y Tobago, ellos representan una “válvula de escape a parte de ser un negocio, evitan una explosión social en Cuba porque van saliendo, (el gobierno de La Habana) los va dejando salir y son personas que no están de acuerdo con el régimen y no explotan dentro de Cuba”.