Ileana Bargo, una cubana de 47 años vive albergada desde los 12 en un edificio declarado inhabitable e irreparable desde 1966.

En 1981, el inmueble ubicado en Zanja 668, Centro Habana, fue catalogado como “albergue de tránsito” por las autoridades de la Dirección Municipal de Vivienda (DMV), quienes desde entonces planificaron su demolición.