Después de tres días en huelga de hambre, un grupo de 60 cubanos varados en el campamento de Lajas Blancas, en Panamá, decidió terminarla, reporta Martí Noticias.


La decisón de debió en parte a la reunión que sostuvieron las autoridades panameñas con la institución religiosa Consejo de Pastoral Social Cáritas.

En un video enviado a Martí Noticias, los cubanos explican que han depositado sus esperanzas en ambas instancias.

“Si en 7 días no se nos dan las soluciones, volvemos a la huelga -como dijo mi compañero- con más fuerza y con la boca cocida”, dijo en el video el vocero de los huelguistas en el campamento.

Alrededor de 300 cubanos están albergados en la sede de CARITAS en ciudad de Panamá y cerca de 70 en la localidad de Lajas Blancas, junto a la frontera con Colombia, en la selva del Darién.