Un artículo publicado en la prensa oficial de Cuba describe el problema de muchos cubanos que han comprado motos eléctricas y ahora no tienen baterías para usarlas.


«En Villa Clara, no se han vendido baterías en las tiendas estatales, cuando el país, a través de la fábrica de ciclos Minerva de la capital de esta provincia, ha estado ensamblando y vendiendo decenas de miles de motos eléctricas a Empresas estatales y a través de las tiendas recaudadoras de divisas en todo el país.» denunció el escrito.

«Pero en los talleres particulares, por cifras astronómicas, las puedes comprar sin problemas» aseguró el remitente de la crítica Jassiel Cabrera Rodríguez.

El remitente se pregunta si algún día podrá ver las baterías en las tiendas cubanas.