Más de un centenar de cubanos varados en Serbia desde hace meses pretenden cambiar su destino hacia otros países europeos, luego de las nuevas medidas inmigratorias tomadas por la administración estadounidense.

Los cubanos intentaban viajar hasta Estados Unidos, donde viven los familiares de la mayoría, para lo que se embarcaron hacia Rusia, y de ahí atravesar por los Balcanes hasta Europa occidental, preferiblemente a España.

Así, quedaron varados en Serbia, donde enfrentan las duras medidas anti-inmigración de los países vecinos y las difíciles condiciones invernales de la región, dijo Peter Van der Auweraert, coordinador de la Organización Internacional de las Naciones Unidas para las Migraciones en los Balcanes Occidentales.

Según Van der Auweraert, no hay manera legal de que los cubanos viajen de Serbia a España.


En 2016, hubo 80 solicitantes de asilo de cubanos en España y 44 casos en 2015, pero ninguno ha sido oficialmente asentado en España, según el Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados.