Cubanos residentes en Miami tuvieron una humanitaria respuesta a la situación de los cubanos que han quedado varados en la frontera con México.

Los cubanos llenaron un camión de agua, alimentos y mantas para el frio que será llevado a la frontera y distribuido entre los cubanos.

Los cubanos en la frontera esperan un milagro para poder pasar a Estados Unidos.