Un grupo de por lo menos 10 cubanos que se encontraba en un campamento en la selva panameña escaparon en una canoa para evitar ser deportado a Cuba reportó Martí Noticias.

Los cubanos permanecían albergados en la comunidad de La Peñita, ubicada en Metetí, corregimiento de la provincia Darién.

“Escapamos el día 12 de agosto por el río, ocultos en canoas con los indios de la zona, que cobraron 25 dólares por cada uno”, dijo una cubana de ese grupo que pidió no se publicara su nombre.

«Nos quitaron la ropa. A los hombres los obligaron a hacer cuclillas, buscando dinero. Nos dejan sin un medio y después nos muestran el camino a seguir”, dijo la mujer.


Panamá ha cerrado sus puertas para no permitir el flujo de cubanos y la mayoría son deportados a Cuba.