Luego de que Raúl Castro declarara que abandonaría el poder en 2018, el futuro de Cuba resulta incierto.

Mientras, los cubanos no se muestran realmente expectantes de un futuro en la era post-raulismo, pues a juicio de la mayoría, mientras continúen los Castro en el poder no le ven futuro alguno a Cuba.