La cubanoamericana Alina López Miyares, presa en Cuba desde el 2017 por presunto espionaje, se encuentra delicada de salud sin poder recibir la atención que necesita.

Sus afecciones empeoran y requiere medicinas y cuidados médicos adicionales, dijo su abogado Jason Poblete a ADN Cuba. El abogado añadió que esta semana urgió al Departamento de Estado y a su contraparte cubana, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minrex), a interesarse más por el caso de López.


No sería oportuno o acertado para ninguno de los dos gobiernos que una ciudadana de Estados Unidos muera en Cuba como consecuencia de negligencias de ambos, dijo Poblete que manifestó ante las referidas entidades gubernamentales.

López, cubana naturalizada en los Estados Unidos, cumple una condena de 13 años en Cuba de los cuales ha cumplido tres.

En Miami su madre de 92 años Alina Miyares asegura que no descansará hasta lograr tener de vuelta en los Estados Unidos a su hija.

Miyares dice que su hija es inocente, y en una entrevista especial a AmericaTeVe en septiembre confesó que su hija solo cometió un error, «casarse con ese hombre», dijo refiriéndose a Felix Milanés, un ex diplomático de La Habana ante las Naciones Unidas y oficial de la dirección de inteligencia.


López y Milanés se conocieron en Nueva York. Posteriormente Milanés se regresó a La Habana y López le visitó en varias ocasiones hasta que un día fue arrestada y acusada de espionaje.

«Mi hija no fue una espía, ustedes la han querido hacer una espía», dijo su madre al régimen de la isla.

Mientras, su abogado intenta que alguna entidad pueda mediar para un proceso justo. De esta forma refirió que está comunicando sus preocupaciones en torno al caso de López a varios congresistas estadounidenses.

En su último mensaje al Minrex, el abogado pidió que el gobierno de la isla aparte la política del caso de su representada y permita que ésta reciba asistencia consular y sea visitada por él, algo a lo que el régimen se ha negado en varias ocasiones.

Poblete añadió que López ha sido amenazada por el Minint u otros funcionarios de seguridad para que no se comunique con él quien solo busca «una salida humanitaria para este asunto», dijo al medio independiente.