Luis Grass hoy reside en Miami luego de que en el 2004 llegara a los titulares internacionales tras lanzarse al mar en un vehículo convertido en balsa que fue interceptado por la Guardia Costera de los Estados Unidos.


Para entonces, tras su segundo intento en el mar, fue llevado a la Base Naval de Guantánamo luego de demostrar miedo creíble de persecución en Cuba y su recorrido finalizó en Estados Unidos luego de viajar mediante Costa Costa.

Desde su insólita y arriesgada aventura Grass reside en Estados Unidos, país que lo ha acogido como uno de los suyos.

Sin embargo, hoy el cubano acude a los medios para enviar una súplica a las autoridades migratorias que amenazan con deportar a su hija detenida en uno de los centros de ICE tras haber ingresado de forma ilegal al país.

Grass dijo a Telemundo51 que en este país ha alcanzado muchas metas pero no ha podido lograr su mayor anhelo: reencontrarse con su hija Lourdes, a quien dejó en Cuba siendo una niña pero que hoy se encuentra detenida en un centro de inmigración en Texas.


«Es una niña a la que le prohibieron salir del país , que no la dejaban salir , que no la dejaban hacer nada , no la dejaban estudiar, hasta que logró escaparse. Sin embargo, cuando ella llega a la frontera con México, las autoridades de inmigración no entienden el cuento , no saben lo que esta pasando”, dijo el abogado que ahora representa a Lourdes.

La joven, que lleva 90 días aproximadamente detenida en Laredo, fue inicialmente ante un juez de inmigración sin representación legal.

“Tiene un caso de asilo magnífico porque Lourdes en Cuba era perseguida por las acciones que había hecho su padre en el pasado“, aseguró su abogado.